(NOTICIAS YA).- El Censo 2020 se acerca cada vez más y es por eso que la comunidad latina de Estados Unidos debe conocer cómo su participación es de vital importancia para el proceso; a pesar de los intentos fallidos del gobierno de Trump por convertir este cuestionario en una herramienta para políticas migratorias.

 

Primero hay que destacar que a pesar de dichos esfuerzos, a mediados de este año se determinó que el Censo 2020 NO incluirá una pregunta sobre la ciudadanía de los habitantes. Esto porque el objetivo de este cuestionario es hacer un conteo real de absolutamente todos los habitantes de EE.UU. y eso no se podría lograr si algunos hogares se rehúsan a participar por miedo a la deportación.

Esto quiere decir que el Censo debe llevarse a cabo en todos los hogares, sin importar el lugar de origen, etnia, sexo, edad o estado migratorio de sus habitantes. Además la información que proporciones será completamente confidencial.

 

Los datos recolectados en el Censo son utilizados para determinar la forma en la que se distribuirán los $800 mil millones en fondos federales para estados, municipios y comunidades de todo EE.UU. durante la próxima década.

Esta información permite que se pueda decidir en dónde se construirán escuelas, caminos, centros de salud o el presupuesto para programas de beneficencia social que recibirán en diferentes áreas.

Además con las secciones ampliadas sobre raza y etnicidad que se incluyen en el Censo 2020, las preguntas ayudan a monitorear casos de discriminación y aplicación de leyes de derechos civiles. Así que la participación de minorías o personas en desventaja ayuda a pintar un paisaje más certero sobre la situación del país.

.

¿Qué sientes? Comparte tu opinión

Comentarios

Al aire ahora