(NOTICIAS YA).-Muchas de las grandes cadenas de supermercados en Estados Unidos están ofreciendo incentivos a sus trabajadores para que se vacunen contra la COVID-19.

 

Aldi, Trader Joe’s, Instacart y Dollar General han realizado movimientos similares y pagarán a los empleados que se vacunen contra la COVID-19, citando a CNN Business:

  • La cadena de supermercados Aldi dijo el martes que proporcionará a sus trabajadores dos horas de pago por cada dosis de vacuna que reciban, dando a los trabajadores hasta cuatro horas en total de tiempo libre pagado. También “cubrirá los costos asociados con la administración de la vacuna» para los empleados que quieran vacunarse, dijo la compañía en un comunicado de prensa.
  • Dollar General dijo la semana pasada que dará a sus trabajadores un pago único equivalente a cuatro horas de pago después de recibir una vacuna completa.
  • Trader Joe’s dará a los trabajadores «2 horas adicionales de pago regular por dosis por tomarse el tiempo para vacunarse», dijo Kenya Friend-Daniel, portavoz de la compañía, en un correo electrónico.
  • Instacart, la plataforma de entrega de comestibles a pedido, dijo que partir del 1 de febrero dará un «apoyo financiero para la vacuna« de $ 25 disponible para los empleados de la tienda y sus contratistas independientes que hayan sido vacunados. Para ser elegible, sus compradores independientes deben haber comprado y entregado al menos cinco lotes para la empresa en los últimos 30 días.Según los últimos datos de los CDC, hasta ahora se han distribuido más de 31 millones de dosis de vacunas, y más de 10 millones de personas han recibido su primera dosis.

    Cabe mencionar que los funcionarios federales habían dicho que 20 millones de personas habrían recibido las primeras dosis para fines de diciembre.

    La mayoría de los estados todavía están vacunando a los trabajadores de la salud, a los residentes y al personal de instalaciones como hogares de ancianos, dijo Kaiser la semana pasada.

    El Dr. Peter Hotez, experto en vacunas de la Escuela Nacional de Medicina Tropical de la Facultad de Medicina de Baylor, dijo que los mandatos no tienen sentido en este momento debido a las limitaciones de suministro. También serían «demasiado provocativos en este punto» y provocarían una reacción violenta entre los grupos antivacunas.

    «En este momento, alentar a los empleados a vacunarse y crear esa política de licencia para ese propósito es una gran idea», dijo, y agregó que los mandatos podrían revisarse una vez que más personas hayan sido vacunadas y haya más dosis disponibles.

    Matt Egan y Sara O’Brien contribuyeron a este artículo.

¿Qué sientes? Comparte tu opinión

Comentarios

Eventos
y Promociones

Al aire ahora