(NOTICIAS YA).- A medida que aumenta la temperatura del verano, los residentes de la Florida Central están acostumbrados a ver subir sus facturas de energía. Pero, este año, con escuelas y negocios cerrados debido al COVID-19 – y con muchas familias enteras quedándose en casa para prevenir la propagación del virus – también está incrementando el consumo de electricidad y agua. El aire acondicionado está funcionan constantemente, se cocinan varias comidas a diario y los inodoros se descargan con más frecuencia. Y todo ese aumento de uso causa que las facturas de servicios públicos sean más altas de lo normal.

De hecho, OUC ya ha visto un aumento de 29% en el uso residencial en abril de 2020 en comparación con el mismo período del año pasado.

Pero, hay maneras de tomar control. Algunas de estas maneras incluyen ajustar el termostato en su A/C, hasta tomar duchas más cortas (todos los miembros de la familia pueden trabajar juntos para reducir el consumo de electricidad y agua). Aquí hay algunos consejos recomendados por los especialistas en conservación de OUC:

  • Ajuste su termostato a 78 grados. Ese es el punto óptimo de eficiencia para el aire acondicionado de su hogar. Por cada grado menos de 78, agregará entre 6 y 8% más a sus costos de enfriamiento.
  • Mantenga el sol afuera. Use cortinas o persianas, especialmente en las ventanas que miran hacia el este o el oeste, para evitar que el calor de afuera entre en la casa.
  • Encienda los ventiladores de techo. Asegúrese de que estén girando en sentido antihorario, pero no olvide apagarlos cuando nadie está en la habitación.
  • Dele una mano a su aire acondicionado. Cambie el filtro de aire mensualmente y configure el ventilador de A/C en “Auto”.
  • Apague las luces y desconecte los electrodomésticos y los dispositivos electrónicos que no están en uso. Se estima que el hogar promedio tiene 30-50 “vampiros de energía”- o, mejor dicho, electrodomésticos que agotan la energía incluso cuando están apagados o en modo de espera. Los cargadores de teléfonos, cafeteras y ventiladores portátiles se encuentran entre los culpables. Seguir este simple paso puede reducir su consumo total de energía hasta a 10%.
  • Opte por agua fría. Intente usar la configuración fría (en lugar de caliente) en su lavadora y configure su calentador de agua a 120 grados.
  • Sea prudente con el agua. Lave solo cargas completas en lavavajillas y lavadoras, tome duchas de cinco minutos y cierre el agua mientras se cepilla los dientes o se afeita para disminuir su consumo diario de agua. No olvide comprobar periódicamente si hay fugas de agua en los grifos en el baño, la cocina, la lavandería y fuera de la casa.

Para más información, puede visitar su portal web:

¿Qué sientes? Comparte tu opinión

Comentarios

Al aire ahora