Al aire ahoraMáxima Variedad

A pesar de lo mucho que presumió sobre el casi millón de seguidores que querían asistir a su mitin en Tulsa, Oklahoma, el presidente Donald Trump no pudo llenar el estadio para 19,000 personas y todo fue gracias a TikTok.

 

Cuando el presidente comenzó a anunciar su controversial y peligroso mitin en medio de la pandemia, en TikTok y otras redes sociales comenzó a circular un mensaje pidiendo a los usuarios que reservaran asientos en el mitin para asegurarse que Trump llegara a un estadio vacío. 

El plan funcionó y la semana pasada Trump celebró su éxito. “¡Casi un millón de personas solicitaron entradas para el mitin del sábado por la noche en Tulsa, Oklahoma!”, escribió en Twitter.

 

 

Pero el sábado la campaña de Trump descubrió que los asistentes registrados no llenaron el estadio Bank of Oklahoma Center de Tulsa, así que cancelaron un segundo discurso que el presidente tenía programado para quienes no alcanzaran a entrar al mitin.

Los de izquierda y ‘trolls’ de internet que están haciendo su vuelta celebratoria, pensando que de alguna forma impactaron la asistencia al mitin, no saben de lo que están hablando”, dijo Brad Parscale, gerente de campaña de Trump, a CNN.

 

 

Parscale negó que los usuarios de redes sociales hubieran tenido algo que ver en sus cálculos para la posible asistencia. “Estas solicitudes fraudulentas de boletos nunca fueron un factor en nuestro pensar”. Aunque los tuits del presidente indican lo contrario.

Además la campaña de Trump culpó a los manifestantes que están protestando pacíficamente por la brutalidad policial, diciendo que los fanáticos del presidente tenían miedo de ellos, pero no nombró incidentes específicos.

 

Sin embargo, aunque la campaña quiere hacer ver esta artimaña como algo hecho por adolescentes solamente, Mary Jo Laupp, una abuela de 51 años de Iowa, jugó un papel central en motivar a las personas a participar en el plan.

“Todos los que queremos ver este auditorio de 19,000 asientos apenas lleno o completamente vacío, vayan a reservar boletos y déjenlo ahí solo en el escenario”, dijo Laupp a sus seguidores en TikTok.

La sugerencia de Laupp rápidamente se convirtió en un reto y muchos publicaron videos de ellos inscribiéndose en el sitio de Trump. La tendencia se amplió a otras redes sociales como Instagram y Twitter.

Además se unieron los fans de música surcoreana, k-pop, que son una de las fuerzas más poderosas de las redes sociales (sólo el año pasado publicaron 6 mil millones de tuits) y últimamente han participado en activismo por justicia social.

La representante demócrata Alexandria Ocasio Cortez respondió un tuit de Parscale en donde el director de campaña aseguraba que la falta de asistentes fue culpa de los manifestantes.

Los GOLPEARON adolescentes en TikTok que llenaron la campaña de Trump con falsas reservaciones de boletos y los engañaron para pensar que 1 millón de personas querían su micrófono abierto de supremacía blanca lo suficiente como para llenar un estadio durante Covid”, escribió Ocasio Cortez.

Mientras que Steve Schmidt, estratega republicano que trabajó en la campaña de John McCain en 2008 escribió: “Los adolescentes de América han dado un golpe salvaje contra Donald Trump (…) Los tontos de la campaña presumieron casi un millón de boletos”.

¿Qué sientes? Comparte tu opinión

Comentarios

Al aire ahora