(NOTICIAS YA).- Las apuestas nunca han sido tan altas para SpaceX, de Elon Musk. El miércoles, la compañía intentará enviar a dos astronautas de la NASA a la Estación Espacial Internacional en una misión llamada Demo-2.

Será la primera vez en la historia que una compañía aeroespacial comercial ha llevado humanos a la órbita de la Tierra. La NASA y los fanáticos del espacio han esperado casi una década para este hito, que marcará el comienzo del regreso de los vuelos espaciales humanos desde suelo estadounidense.

 

El lanzamiento de la nave espacial Crew Dragon de SpaceX avanza a pesar de la pandemia de covid-19, que ha cerrado las operaciones privadas y gubernamentales en Estados Unidos. La NASA dice que debe continuar con la misión para mantener la Estación Espacial Internacional, un gigantesco laboratorio de órbita, con personal completo de astronautas estadounidenses.

El alto funcionario de la agencia espacial, Jim Bridenstine, también dijo que espera que este lanzamiento inspire asombro y suba el ánimo de la gente durante la actual crisis de salud.

 

 

 

 

 

¿Por qué es importante?

Estados Unidos no ha lanzado sus propios astronautas al espacio desde que el Programa del Transbordador Espacial terminó en 2011. Desde entonces, los astronautas de la NASA han tenido que viajar a Rusia y entrenar en la nave espacial Soyuz del país. Esos asientos le han costado a la NASA hasta US$ 86 millones cada uno.

Pero la agencia espacial decidió no crear su propio reemplazo para el transbordador. En cambio, le pidió al sector privado que desarrollara una nave espacial capaz de transportar con seguridad a los astronautas hacia y desde la Estación Espacial Internacional, una decisión controvertida considerando que la NASA nunca antes había subcontratado el desarrollo de una nave espacial con calificación humana. La idea era que las empresas comerciales podrían reducir los costos e impulsar la innovación, y la NASA tendría más tiempo y recursos para concentrarse en explorar más profundamente el sistema solar.

En 2014, la NASA otorgó dos contratos: US$ 4.200 millones para Boeing para construir su vehículo Starliner, y US$ 2.600 millones para SpaceX, que planeaba crear una versión digna de la nave espacial Crew Dragon que ya estaba volando con carga hacia y desde la Estación Espacial Internacional. La NASA ya había invertido dinero en el desarrollo de SpaceX de la cápsula Dragon utilizada para transportar carga. La agencia espacial ha dicho que Boeing recibió más dinero porque estaba diseñando el Starliner desde cero.

Boeing recientemente sufrió un revés significativo cuando una cápsula Starliner no funcionó correctamente durante un vuelo de prueba clave. Pero si SpaceX puede llevar a cabo esta misión, será una gran victoria para la NASA, que ha estado presionando por más asociaciones comerciales.

Sin mencionar que la NASA ya no tendrá que pedirle transporte a Rusia.

¿Cuándo y dónde es el despegue?

NASA y SpaceX apuntan actualmente al miércoles a las 4:33 pm ET para el despegue desde el Centro Espacial Kennedy de Florida en el condado de Brevard, Florida. Si el mal tiempo o problemas técnicos se interponen, la NASA tiene el 30 de mayo y el 31 de mayo como días de respaldo.

A partir del lunes por la noche, parecía haber un 60% de posibilidades de condiciones climáticas favorables. El día del lanzamiento, los funcionarios evaluarían el clima seis horas, cuatro horas y 45 minutos antes del lanzamiento.

El cohete despegará del “Pad 39A”, un sitio histórico que ha sido el punto de partida de misiones que se remontan a la era Apolo, incluido el primer alunizaje en 1969. SpaceX está alquilando la plataforma de lanzamiento de la NASA.

https://twitter.com/SpaceX/status/1263565023915343873?s=20

SpaceX y la NASA organizarán una transmisión web durante el despegue, y mantendrán esa cobertura en vivo al menos hasta que Crew Dragon atraque en la estación espacial aproximadamente 19 horas después del lanzamiento.

¿Es seguro despegar durante la pandemia?

Según la NASA, sí.

Los astronautas han estado en cuarentena estricta juntos, y se están tomando precauciones adicionales para mantener todo limpio.

La NASA, SpaceX y el personal militar necesitarán reunirse en salas de control para apoyar el lanzamiento, y han implementado medidas de seguridad adicionales, como cambiar las salas de control cuando comienza un nuevo turno para que la otra sala pueda limpiarse en profundidad.

Solo unas pocas docenas de miembros de la prensa podrán asistir al lanzamiento, dijo la NASA, y el Centro Espacial Kennedy no dará la bienvenida a ningún visitante.

El administrador de la NASA, Jim Bridenstine, y la directora de operaciones de SpaceX, Gwynne Shotwell, también han rogado a la gente que siga el lanzamiento en televisión para evitar que multitudes de espectadores desencadenen un brote de covid-19. Algunos funcionarios locales también están pidiendo a los espectadores que no se reúnan en las playas cercanas u otros sitios públicos de observación.

Elon Musk, director ejecutivo de SpaceX, ha enfrentado fuertes críticas por sus comentarios en línea sobre el coronavirus. En repetidas ocasiones expresó su creencia de que la respuesta del coronavirus de Estados Unidos es exagerada y compartió información errónea sobre su amenaza.

¿Quién vuela al espacio?

Dos astronautas veteranos: Robert Behnken, de 49 años, y Douglas Hurley, de 53.

Trabajan para la NASA, pero han trabajado en estrecha colaboración con SpaceX y han sido entrenados para volar Crew Dragon, que se convertirá en el quinto diseño de nave espacial, después de los vehículos Mercury, Gemini, Apolo y Space Shuttle, que la NASA ha certificado como lo suficientemente seguros para los humanos.

Behnken y Hurley comenzaron sus carreras como pilotos de pruebas militares y han registrado cientos de horas pilotando aviones supersónicos. Ambos también volaron en misiones anteriores del transbordador espacial. Cuando la NASA los seleccionó para esta misión en 2018, continuó con un largo linaje de pilotos de prueba militares que se consideraba que tenían “lo adecuado” para momentos innovadores en la historia de los vuelos espaciales humanos.

La NASA quiere mantener a Behnken y Hurley en la estación espacial hasta que otra Crew Dragon esté lista para enviar a más personas en su próxima misión.

Los astronautas dijeron a los periodistas la semana pasada que esperan pasar de uno a tres meses en el espacio. La duración máxima es de 110 días, según la NASA.

Cuando Behnken y Hurley regresen a casa, abordarán Crew Dragon, viajarán de regreso a través de la atmósfera mientras el vehículo despliega paracaídas y luego aterrizarán en el Océano Atlántico.

¿Qué es Crew Dragon?

Es una cápsula en forma de goma de mascar que mide aproximadamente 4 metros de diámetro y está equipada con siete asientos y controles con pantalla táctil.

Crew Dragon y los astronautas subirán a órbita sobre un cohete SpaceX Falcon 9, y los astronautas abordarán el vehículo el día del lanzamiento utilizando un “brazo aéreo de acceso de la tripulación”. Después de que el cohete dispare a Crew Dragon a la atmósfera superior, la nave espacial se separará y disparará sus propios propulsores para comenzar a maniobrar hacia la estación espacial.

Crew Dragon es totalmente autónomo, por lo que los astronautas necesitarán monitorear los sistemas y mantenerse en contacto con el control de la misión a menos que algo salga mal.

A pesar de que Behnken y Hurley viajan con un par de asientos vacíos a bordo, no planean traer equipaje adicional. Behnken dijo a los periodistas la semana pasada que solo se llevan algunos “artículos pequeños”, aunque todavía no está claro cuáles son esos artículos.

Los astronautas pasarán aproximadamente 19 horas a bordo de la nave espacial antes de llegar a la Estación Espacial Internacional.

Y sí, Crew Dragon tiene un baño, por si acaso. Los detalles sobre cómo funciona no se han publicado. Pero un astronauta que trabajó en el programa Dragon dijo que había visto el diseño y dijo que las adaptaciones son “perfectamente adecuadas para esa tarea”.

¿Qué es la Estación Espacial Internacional?

La Estación Espacial Internacional ha orbitado la Tierra durante dos décadas. Estados Unidos y Rusia son los principales operadores de la estación, pero 240 astronautas de 19 países la han visitado a lo largo de los años.

Equipos rotativos de astronautas han atendido a la estación espacial continuamente desde el año 2000, lo que permite realizar miles de experimentos científicos en microgravedad. La investigación ha incluido todo, desde cómo responde el cuerpo humano a estar en el espacio hasta desarrollar nuevos medicamentos.

Normalmente, unas seis personas se quedan en la estación espacial. Pero en este momento solo hay tres: Christopher Cassidy de la NASA y Anatoli Ivanishin e Ivan Vagner de Rusia.

¿Cuánto costará esto?

Los asientos en los lanzamientos de Soyuz de Rusia le han costado a la NASA hasta US$ 86 millones cada uno y US$ 55,4 millones en promedio durante la última década, según un informe de 2019 de la Oficina del Inspector General de la NASA.

Ese mismo informe estima que los asientos de Crew Dragon le costarán a la NASA alrededor de US$ 55 millones cada uno. Pero esas son estimaciones basadas en un contrato que no define claramente el costo por asiento y solo representa las primeras seis misiones.

Un nuevo análisis de la Sociedad Planetaria sin fines de lucro, que promueve la ciencia y la exploración espacial, sugiere que, en general, el programa de tripulación comercial de la NASA es una ganga en comparación con los programas de vuelos espaciales humanos anteriores en Estados Unidos.

¿Es Crew Dragon seguro?

Tanto SpaceX como la NASA han tenido que comprobar el desarrollo de Crew Dragon a lo largo de cada hito de prueba importante. Y esta misión no será diferente.

La semana pasada, la NASA realizó una “revisión de preparación para el lanzamiento”, con el objetivo de garantizar que todos los interesados se sientan cómodos para avanzar.

Cada vez que una nave espacial abandona la Tierra existen riesgos, y no hay medidas perfectas para predecirlos.

Pero la NASA sí lo intenta: se requiere SpaceX para garantizar que Crew Dragon solo tenga una probabilidad de 1 en 270 de falla catastrófica, según una métrica que usa la agencia espacial. Ha habido numerosos intentos de calcular cuál era el riesgo para una misión dada del transbordador espacial. Finalmente, de 135 misiones, hubo dos tragedias de transbordadores: una tasa de fracaso de aproximadamente 1 de cada 68 misiones.

También se debe tener en cuenta que el anterior viaje sin tripulación de Crew Dragon al espacio le brinda más experiencia que otras naves espaciales de EE. UU. antes de que se permitiera a los humanos a bordo. El transbordador espacial, por ejemplo, nunca fue llevado en una prueba de manejo no tripulada.

Crew Dragon también está equipada con un exclusivo sistema de aborto de emergencia diseñado para arrojar a los astronautas a un lugar seguro si algo sale mal.

¿Cómo afectará esto la relación de Estados Unidos con Rusia?

Los funcionarios de ambos países han mantenido su relación simbiótica en la estación espacial como un faro de cooperación posterior a la Guerra Fría. Pero las tensiones han aumentado desde principios de 2010, y eso ocasionalmente se ha extendido a la asociación espacial de los países.

Pero la estación espacial ha sobrevivido a otras tensiones geopolíticas. Los astronautas estadounidenses y los cosmonautas rusos todavía están trabajando estrechamente juntos.

Oficiales de la NASA dijeron que Rusia y Japón, otro socio de la estación, se unieron a los debates para una revisión de seguridad de Crew Dragon la semana pasada.

¿Qué tan difícil fue para SpaceX llegar a este punto?

La relación de SpaceX con la NASA ha evolucionado dramáticamente a lo largo de los años. En la década de 2000, los primeros intentos de lanzamiento de cohetes de SpaceX fallaron, y la compañía estuvo casi en bancarrota en 2008 antes de que lograra lanzar con seguridad uno de sus primeros cohetes Falcon 1 en órbita. Después de eso, la NASA aprovechó la oportunidad y le otorgó a SpaceX un contrato de US$ 1.600 millones para volar carga a la estación espacial usando una nueva cápsula, Dragon y un cohete, llamado Falcon 9.

SpaceX y la NASA han trabajado estrechamente, y a veces de manera incómoda, juntos desde entonces. Su asociación ha sobrevivido a dos misiones fallidas de Falcon 9: una en 2015, cuando un cohete que transportaba 2.200 kilos de carga a la estación espacial explotó en el camino a la órbita. En 2016, otro cohete Falcon 9 explotó mientras estaba sentado en una plataforma de lanzamiento de Florida, destruyendo un satélite de telecomunicaciones de US$ 200 millones.

Pero la gran mayoría de las más de 80 misiones de Falcon 9 que SpaceX ha lanzado hasta ahora se han desarrollado sin problemas.

Un retroceso en el desarrollo de la nave espacial Crew Dragon se produjo el año pasado, cuando SpaceX estaba realizando una prueba en tierra de los motores de aborto de emergencia del vehículo que salió explosivamente mal.

SpaceX trabajó durante meses para reconfigurar el diseño de Crew Dragon y limpiarlo con la NASA antes de que esos motores abortados funcionaran perfectamente en un vuelo de prueba de enero.

¿Crew Dragon hará otro viaje?

Uno de los principales objetivos de SpaceX es reducir los costos de lanzar objetos al espacio reutilizando hardware.

Las cápsulas de Dragon que vuelan carga, por ejemplo, se han usado hasta tres veces. Y desde 2015, SpaceX ha logrado aterrizar de forma segura el propulsor de primera etapa del Falcon 9, la parte más grande del cohete que da el impulso inicial en el despegue, docenas de veces.

El cohete utilizado para la misión de esta semana será completamente nuevo, pero SpaceX intentará recuperar el cohete de primera etapa aterrizándolo en un barco no tripulado después del lanzamiento.

Cada nave espacial Crew Dragon también podría hacer múltiples viajes al espacio, sugirió la compañía.

Los esfuerzos de reutilización más ambiciosos de SpaceX serán con Starship, una gigantesca nave espacial que se encuentra actualmente en las primeras etapas de desarrollo. Musk espera que cada pieza de ese vehículo, y el cohete gigante que lo lanzará al espacio, sea reutilizable.

Starship está en el centro del plan a largo plazo de Musk para SpaceX: enviar humanos para vivir en Marte.

**Con información de CNN en Español

¿Qué sientes? Comparte tu opinión

Comentarios

Al aire ahora