Al aire ahoraEl y Ella

Quien no puede mirar una escena triste de películas o novelas sin derramar lágrimas suele ser considerado demasiado sensible o incluso más frágil que los demás. Pero, en realidad, es exactamente lo opuesto. Después de todo, llorar ante algo triste exige empatía, sentimiento típico de las personas más fuertes.

Llorar con las películas es señal de fortaleza

La ciencia ya ha comprobado que los narcisistas y los psicópatas, por ejemplo, son incapaces de sentir empatía. Es decir, no pueden ponerse en el lugar del otro y, por lo tanto, quedan indiferentes ante el sufrimiento ajeno, incluso cuando la situación es ficticia, como en un película.

La próxima vez que seas atrapado llorando frente la TV o en el cine, no te avergüences, no sientas la necesidad de esconder esas lágrimas que deberían ser exhibidas con orgullo. La empatía es un aspecto vital de la inteligencia emocional, una capacidad que poseen los grandes líderes y personas altamente exitosas.
En otras palabras, si lloras con las películas, probablemente eres una persona emocionalmente fuerte que, además de conocer la importancia de comprender al prójimo, sus placeres y dolores, eres capaz de entender que el llanto y las emociones a flor de piel no son nunca signos de debilidad.
(VIX)

¿Qué sientes? Comparte tu opinión

Comentarios

Al aire ahora