Al aire ahoraLa Lobita

Tras presentarse en un juzgado de Madrid, para comparecer por un supuesto plagio de “La Bicicleta”, Shakira y Carlos Vives consideran que la querrella interpuesta por el cubano Liván Castellano Valdés, dañó su dignidad, dijo la defensa de los artistas colombianos.

El abogado de los cantantes colombianos alegó en el juicio que hubo mala fe en la demanda presentada por el compositor cubano, ya que no solo trata de”arrancarles su dinero sino sobre todo su dignidad”.

El Juzgado de lo Mercantil número 12 de Madrid dejó este jueves vista para sentencia la demanda interpuesta por Castellano Valdés, que acusa de plagio a la estrella de Barranquilla y al “Rey del Vallenato”, y al también compositor Andrés Eduardo Castro.

 

En la querella, la defensa de Castellano Valdés exigió para su cliente el 50 por ciento de los derechos de autor de “La bicicleta”, que ganó el Grammy Latino a mejor canción en 2016 y que ha vendido en el mundo más de 210,000 copias, al alegar que parte de ella plagia el tema “Yo te quiero tanto”, de 1997, de su representado, y entiende que se le debe considerar coautor.

 

 

 

 

Por su parte, el abogado de Skakira, Vives y Castro pidió la desestimación de la demanda al entender que basta con oír ambas canciones, como se ha llevado a cabo en el juicio, para comprobar que son distintas, además de que así lo han corroborado varios expertos.

En defensa de los demandados, el abogado añadió que en una encuesta entre 200 personas aportada a la causa, el 99.5 por ciento no percibió plagio entre ambas canciones.

Dijo que tan solo coinciden tres palabras de las letras de ambos temas, “te quiero tanto”, pero que las mismas figuran en los títulos de 349 canciones registradas en la Sociedad General de Autores de España (SGAE).

Asimismo,  dijo que la querella se presentó con “malicia” y que pidió que se le impongan sanciones a Liván Castellano.

La defensa denunció “la manipulación yla campaña en los medios de comunicación” realizada por la parte demandante, que culminó con la “exposición mediática” sobre todo de Shakira, “que le ha afectado bastante”, para tratar de “forzar un acuerdo inaceptable”.

 

El letrado de los demandados recalcó que “no se les arranca su dinero sino la dignidad porque el legado de un artista son sus obras y la mancha ya está ahí”, y aclaró que “han tenido que trabajar mucho para estar donde están”.

Por su parte, el abogado del cubano consideró por el contrario que sí se ha probado el plagio como dijo en el juicio uno de los peritos, y ha recordado que el estribillo “te quiero tanto” se repite quince veces en la canción “La bicicleta”.

Vives está “esperanzado” con una sentencia favorable pues estima que han podido “tirar todas las mentiras”, se agregó.

“Al final ha sido más la gente la que se ha puesto a pensar en la diferencia que hay entre las dos canciones y eso es para nosotros lo más importante”, señaló el cantante colombiano.

Preguntado de qué forma ha seguido en el juicio las escuchas confrontadas de las dos canciones, dijo: “Es una cosa patética. Uno está en una sala con una seriedad y tú quieres reírte, porque es tan fácil como que oigamos”.

“Nunca entendimos por qué esto, la verdad. Es muy difícil entender esto”, agregó Vives.

“Si algo nos enseñan los vallenatos es que somos cronistas, contamos historias de amor, de nuestro pueblo o como estas que son perfectas para un vallenato” que se podría titular “tortura psicológica”, concluyó el colombiano.

Durante su comparecencia ante las autoridades, Shakira negó el plagio y dijo que “La Bicicleta” era un “homenaje a su tierra”.

“Soy una cantante y no sé qué pensaría el autor de la otra canción para componerla y decir que ‘La bicicleta’ es un plagio, pero las dos composiciones no tienen nada que ver. La mía es un vallenato y la suya es una salsa”, declaró la colombiana.

Aunque no es la primera vez que Shakira es señalada de plagio, destacó el diario español “El País”.

Recordó los señalamientos del cantante Jerry Rivera, sobre el presunto plagio de parte de  su canción  “Amores como el nuestro” (1992) , en “Hips don’t lie”, que lanzó Shakira en el 2006. 

Pero resultó que los derechos fueron otorgados por al autor de la canción, y Rivera fue solo elintérprete.

El País también citó las acusaciones contra Shakira por el tema ‘Waka Waka” y “Loca”.

( Servicios Combinados)

¿Qué sientes? Comparte tu opinión

Comentarios

Al aire ahora