Diversas teorías apuntan a que actualmente estamos viviendo la cuarta ola del feminismo, esto es, un cuarto periodo en el que la lucha por la igualdad de derechos ha tenido más visibilidad gracias a determinados puntos de inflexión.

La tercera y última, data de la década de los 90, y durante el movimiento aparecieron nuevas corrientes y teorías feministas, como la interseccionalidad o el feminismo negro. Actualmente, lejos de haber conseguido la equidad y con los objetivos de luchar internacionalmente por el reconocimiento de diversos Derechos Fundamentales y en contra la violencia patriarcal, se están conceptualizando estos años tan determinantes como un cuarto periodo para el feminismo.

 

Pero, esta vez, existe una gran diferencia con respecto a otras olas anteriores: la existencia de las redes sociales, que automáticamente nos convierten a todas y todos en un altavoz, con menor o mayor alcance, con derecho a emitir una opinión. Y, aunque esto también ha supuesto el origen de los haters digitales, existen múltiples perfiles con una historia que contar y mucho que aportar sobre diversas causas, entre otras, feministas y han conseguido tener el poder de convertir un hashtag en trending topic en cuestión de segundos. Así, seguir a altavoces con un mensaje empoderador, puede resultar interesante para informarnos, forjarnos una opinión e incluso aumentar nuestro autoestima.

En este sentido, hasta hace poco, la belleza se entendía desde una perspectiva patriarcal como la ausencia de imperfecciones en nuestro cuerpo. Hoy, el ensalzamiento de la diversidad y el amor propio tiene más visibilidad que nunca y, en gran parte, es gracias a las redes sociales (y a aquellas usuarias y usuarios que luchan contra el canon heteronormativo que ha imperado en las últimas décadas).

Según un estudio realizado por Accenture para Instagram, algunos de los hashtags que más presencia online tienen actualmente son: #SELFLOVE (más de 20 millones de posts), #BODYPOSITIVITY (más de 2,2 millones de posts) y #SINMAQUILLAJE (más de 300 mil menciones en posts). Esto significa que, todo lo que antes se escondía o camuflaba por no encajar en el canon, hoy se muestra sin complejos y de manera masiva.

Desde Accenture, destacan a Alba Parejo como mujer que inspira y anima a mostrar la belleza real de cada una. Y, como ella, podemos encontrar a muchas mujeres que han construido un discurso propio, como por ejemplo, las chicas de Soy Curvy (Lidia y Raquel).

El canon sigue existiendo, pero entre todas podemos cambiarlo: la belleza está en la diversidad. Si tienes Instagram, ¿te sumas a los posts #SELFLOVE y #BODYPOSITIVITY?

 

(Cosmopolitan)

¿Qué sientes? Comparte tu opinión

Comentarios

Al aire ahora