La cuarta edición de los premmios Latin American Music Awards, celebrada esta noche en Los Ángeles, contó con una buena dosis de sazón boricua entre presentadores, premiados y artistas en escena.

La gala inició con pie derecho y con mucha energía con la presentación de Wisin y Yandel, que prendieron el ánimo de los asistentes al Teatro Dolby. Los intérpretes de reguetón sentaron las bases a lo que prácticamente fue un duelo entre los ritmos urbanos y la música regional mexicana, géneros que dominaron la velada.

Zion y Lennox, Nacho, el junte de Leslie Grace, Becky G y CNCO, Maluma, entre tantos otros, fueron otros de los intérpretes urbanos que pusieron a remenearse a la audiencia en la premiación animada por la actriz Roselyn Sánchez.

 

Pero dentro de todos los artistas que desfilaron de una u otra forma por la tarima, el gran protagonista de la noche fue Daddy Yankee. El artista, nominado en seis categorías, recibió el premio Íkono por su trayectoria y aportaciones musicales y sociales.

El pionero del reguetón fue presentado por su compatriota María Celeste Arrarás, quien lo describió como “un héroe de la musica”.

“Soy un ser humano como todos ustedes, que trabajo con mucha disciplina”, expresó luego de dedicar el premio a Puerto Rico.

“Son tres décadas de trabajo. Nunca les he fallado y significa que nunca les fallaré. ¿Y ustedes saben por qué? Porque soñando en el barrio siempre quise ser un ícono”, dijo con el trofeo en la mano.

Yankee conmovió más adelante con su interpretación del tema Yo contra ti, que dedicó a las sobrevivientes de cáncer, con el acompañamiento de la Orquesta Sinfónica de Puerto Rico.

La agrupación CNCO celebró en grande la jornada musical que han tenido con su disco homónimo, por el que ayer fueron reconocidos con sendos premios. Al cierre de esta edición, los jóvenes cargaban con los premios de Álbum pop favorito, Dúo o grupo favorito y Mejor grupo pop.

 

(Primera Hora)

¿Qué sientes? Comparte tu opinión

Comentarios

Al aire ahora