El equipo de trabajo de la cantante estadounidense Demi Lovato, quien se encuentra internada en un hospital por una presunta sobredosis de heroína, trató de convencerla para que ingresara a una clínica de rehabilitación para superar su adicción a las drogas, así lo reveló TMZ, sitio especializado en celebridades.

Sin embargo, la exestrella de Disney no les hizo caso y tuvo durante las últimas semanas una vida llena de festejos, de acuerdo a fuentes consultadas por TMZ.

Demi se negó y continuó festejando“, destaca la fuente.

Y es que su equipo de trabajo vio, desde hace semanas, que algo andaba mal con la cantante y decidieron confrontarla para que recibiera ayuda contra las adicciones, pero ella trató de aparentar que no pasaba nada y que todo estaba “normal”.

El sitio de celebridades también destacó que Lovato rompió hace un par de meses su relación con su antiguo representante  Phil McIntyre, quien también intentó convencerla para que recurriera a rehabilitación.

Pero los excesos le cobraron factura a su salud y el martes Demi fue ingresada al hospital Cedars-Sinai Medical Center de Los Ángeles, California, por una presunta sobredosis.

 

Por su parte, Nicole Perna, representante de la artista, pidió no hacer caso a los “rumores”.

Demi está despierta y acompañada de su familia, que quiere expresar su gratitud a todos los que han enviado su cariño, su apoyo y sus oraciones. Algunas de las noticias que se han publicado son incorrectas y pedimos por favor que se respete su privacidad y que no se especule con su salud. Su recuperación es lo más importante ahora mismo”, destacó un comunicado emitido por la representante.

Aunque tampoco aclaró el motivo de la hospitalización de la intérprete de “Sober”.

¿Qué sientes? Comparte tu opinión

Comentarios

Al aire ahora