Cuando Loupz, el segundo de los cuatro hijos de Vico C, aceptó caracterizar a su padre en una película sabía que no bastaba con su parecido físico.

Él como, el público, tenían que creerse la representación, sobre todo porque se trató de una figura vigente en la memoria de la audiencia. Tenía que fajarse y ahora, cuando tiene su segunda oportunidad en el séptimo arte con el filme The Journey Ahead (El hijo de Dios), tiene igual o más presión por demostrar que verdaderamente tiene maña para la actuación.

“Puedes poner al más que se parece, pero si no puede actuar, si no tiene la capacidad de cargar la película entera, que esa era realmente la presión, pues no iba a salir bien”, reconoció el joven que, indudablemente, es una copia de su progenitor. Gesticula, camina y habla como si fuera “El Filósofo del Rap” a quien tienes de frente.

A Luis Armando Lozada, Jr., nombre de pila del actor de 24 años, lo entrenó el actor Albert Rodríguez, que enseguida dio con las palabras claves para guiarlo en su naciente carrera en la pantalla grande.

“(Bastó) con él decirme lo que significa actuar, lo que es sentir una escena, no dejarte llevar mucho por el guión y lo que está escrito, sino sentir la escena para que naturalmente te salga. Por eso es que la gente ve La vida del filósofo y la compran, porque yo no me estaba dejando llevar por el libreto, me estaba dejando llevar por la emoción de Vico C”, expuso de su primer trabajo en la actuación.

 

(Primera Hora)

¿Qué sientes? Comparte tu opinión

Comentarios

Eventos
y Promociones

Al aire ahora