Se llama Rubble y vive en Inglaterra. Michele Heritage lo adoptó en 1988 cuando el gatito tenía unos meses y se acababa de ir a vivir sola.

“Era parte de una camada de gatos que tenía un amigo de mi hermana. Yo acababa de irme de casa y me pareció una buena idea adoptarlo como compañía”, recordó Heritage, de 50 años, en entrevista.

Desde la llegada de Rubble a su vida, Michele se dedicó a cuidarlo como si fuese su hijo. “Siempre tiene mi atención. Lo crío como si fuese un niño. Nunca tuve hijos humanos, así que él y mis otros gatos ocuparon ese lugar”.

Lo de este gato de la raza maine coon es una especie de récord: la vida promedio de un animal de este tipo es de 15 años, pero su longevidad depende de su salud, los cuidados y factores externos que puedan afectarlo.

Si bien Michele y Rubble viven actualmente en Exeter (Inglaterra), se mudaron varias veces de ciudad. “Es muy leal”, contó y describió al gato como “encantador” aunque se puso un poco gruñón por su vejez.

¿Qué sientes? Comparte tu opinión

Comentarios

Al aire ahora