La pantalla del Luna Park se encendió con un reloj que marcaba cinco minutos en cuenta regresiva. El chillido de los más de 9000 presentes se prolongó mientras aparecían imágenes en blanco y negro del artista puertorriqueño Bad Bunny en distintos escenarios del mundo, en aviones privados en clave documental de estrella dehip hop, acompañado de voces en off de presentadores de televisión que lo anunciaban como la nueva sensación del trap.

No es para menos. En su segunda visita a la Argentina el Conejo Malo nacido bajo el nombre de Benito Antonio Martínez Ocasio agotó las funciones de sábado y domingo y agregó una más para el lunes, antes de girar por el país con seis fechas más. Sus videos en Youtube, entre los que aparecen otros colegas como J Blavin, Ozuna y Daddy Yankee, cosechan más de 200 millones de vistas cada uno, al igual que sus singles en Spotify, que lo posicionaron décimo sexto entre los artistas mundiales más escuchados.

Con un cinturón de boxeo al hombro, anteojos de pasta blancos y un buzo de lentejuelas violeta, Bad Bunny arrancó el show con “Tu no metes cabra”, “Me acostumbré” y “Diles”, en un flow monotónico y cargado de autotune. Niños de 6 años hasta padres de 40 replicaron cada una de las palabras del trapero. La nueva corriente musical es furor entre el público joven e hispanoparlante de Estados Unidos, América Latina y España, que eclipsó en popularidad al hip hop y al reggaetón.

 

💓🇦🇷 ¿Que canción estaba cantando?

A post shared by BAD | BUNNY (@badbunnypr) on

 

A mitad del show y como salido de un acto de David Copperfield, Bad Bunny desapareció del escenario para surgir arriba de la puerta 4, en una pequeña tarima frente al público de super pullman, desde donde tocó sus temas más enérgicos y exitosos como “Escápate conmigo”, “Sensualidad” y “Te boté”, que mezcla sonidos del dembow y reggaetón. Interpeló al público, con teléfonos en mano, y aprovechó la cercanía para cantar “Dime si te acuerdas” y “Solita”

 

 

La nueva religión de la música latina se mueve en manada y, como el rap y el hip hop, apoya a sus colegas y referentes, a los que llama su familia. Así, el trapero invitó a escena al quinceañero de Escobar, Juanchi, una de las jóvenes promesas del trap, para “Tu no vive así”. Luego se sumó el referente argentino de 22 años, Duki, para cantar “Loca”, junto a la jujeña Cazzu. El millennial salido de “El Quinto Escalón” que acaba de llenar el Teatro Gran Rex la primera semana de mayo aprovechó su momento para interpretar “Si te sentís sola”, tan coreado como los temas del conejo malo.

 

 

Entre frases y letras de corte “ganador” donde cosifica y ostenta tener a todas las damas muertas de amor, ser un modelo “nuevo, todavía de paquete, con el que no hacen falta los juguetes”, también hubo lugar para el desamor. Bad Bunny expuso su lado más oscuro y sentimental en canciones “Vuelve”, “Soy Peor” y “Amorfoda”, que cantó sentado desde el suelo mientras, de fondo, miles de plumas digitales descendían por la pantalla.

 

( La Nación/ Argentina)

¿Qué sientes? Comparte tu opinión

Comentarios

Al aire ahora