Los Ángeles. La organización que otorga los premios Oscar anunció el jueves que votó por expulsar a dos importantes miembros declarados culpables de abuso sexual: Bill Cosby y Roman Polanski.

Es la primera decisión importante desde que la Academia de las Artes y Ciencias Cinematográficas implementó nuevos estándares de conducta para sus cerca de 8,400 miembros tras la expulsión en octubre del productor Harvey Weinstein, quien también enfrenta numerosas acusaciones de violencia sexual. En el caso de Polanski la expulsión llega más de 40 años después de que fuera acusado de violar a una chica de 13 años y 15 años después de que ganara el Oscar al mejor director.

En un comunicado, la academia señaló que su Junta de Gobernadores se reunió el martes por la noche y votó sobre la membresía de Polanski y Cosby de acuerdo a sus nuevos estándares.

Polanski, quien ganó el Premio de la Academia por “El pianista” de 2002, permanece fugitivo tras declararse culpable de tener relaciones sexuales con una niña de 13 años a la embriagó y drogó con champán y metacualona durante una sesión de fotos en 1977. Escapó de Estados Unidos un año más tarde. Cosby fue sentenciado la semana pasada en Pensilvania por abusar sexualmente de una empleada de la Universidad de Temple a la que drogó y toqueteó en su mansión en un suburbio de Filadelfia hace 14 años.

Representantes de Cosby y Polanski no respondieron mensajes en busca de comentarios.

En un comunicado la academia dijo que su junta “sigue impulsando los estándares éticos que requieren que los miembros mantengan los valores de la Academia de respeto a la dignidad humana”.

El código de conducta adoptado estipula que la academia no puede tener entre sus filas a “personas que abusen de su estatus, poder o influencia de una forma que viole los estándares de la decencia”.

La Junta de Gobernadores puede ahora suspender o expulsar a quienes violen su código de conducta o “pongan en riesgo” la integridad de la academia.

Antes de Weinstein solo una persona había sido expulsada de la academia: Carmine Caridi, un actor de reparto a quien se le retiró la membresía en 2004 por prestar DVDs de películas en competencia por el Oscar que terminaron en Internet.

La academia fue ampliamente criticada tras la expulsión de Weinstein y el surgimiento del movimiento #MeToo contra el abuso sexual, el cual también ha señalado a algunos de sus miembros activos como Cosby, Polanski y Mel Gibson. Incluso se volvió comidilla de conductores de programas nocturnos como John Oliver. Pero al no ser públicos todos los nombres de los miembros de la Academia, pueden hacerse presunciones incorrectas sobre quién es parte de la organización. Woody Allen, por ejemplo, enfrenta acusaciones de abuso pero no es parte de ella.

La organización ha enfrentado varios retos en la era del movimiento por la igualdad de condiciones laborales para las mujeres Time’s Up, como la decisión de si Casey Affleck entregaría el Oscar a la mejor actriz el pasado marzo, de acuerdo con la tradición. Affleck, quien llegó a acuerdos legales por un par de demandas civiles de acoso sexual en 2010 durante la producción del documental humorístico “I’m Still Here”, optó por no entregar el premio. Jodie Foster y Jennifer Lawrence lo hicieron en su lugar.

El presidente de la academia, John Bailey, también enfrentó recientemente una denuncia de conducta sexual indebida, pero fue exonerado luego que un comité y una firma de abogados externa investigaron y votaron unánimemente en contra de emprender otras acciones, y pudo mantener su puesto.

(AP)

¿Qué sientes? Comparte tu opinión

Comentarios

Al aire ahora