Al aire ahoraSalsa y Más

Kanye West se sometió a una liposucción y comenzó a tomar analgésicos, que lo llevó al colapso de 2016 y permaneció en un hospital por más de una semana.

Kanye reveló su batalla con los opiáceos durante su aparición este martes en el programa “TMZ Live”.

El marido de Kim Kardashian explicó que se hizo adicto a los opiáceos que los médicos le habían prescrito después de haber tenido su liposucción. Kanye dice que comenzó a tomar más píldoras durante la gira de Pablo, que tuvo que interrumpir en noviembre de 2016 tras un colapso.

Aunque no olvidaba las trágicas circunstancias de la muerte de su madre, Kanye dice que no quería parecer “gordo”. Él dice que la preocupación se remonta a la forma en que siente que los medios trataron a su cuñado, Rob Kardashian, a quien le hacían bullying por estar pasado de peso.

¿Qué sientes? Comparte tu opinión

Comentarios

Al aire ahora