Al aire ahoraEn Candela

Con un lleno total, Ricky Martin celebró anoche la gala “Libertad” de su Fundación -que tiene como misión erradicar la trata humana- en el hotel Vanderbilt, en San Juan. El evento contó con el apoyo de importantes  figuras locales de la política, el arte y los deportes, así como de la empresa privada, quienes además de aportar a la causa, disfrutaron de una fabulosa velada junto al anfitrión.

Varios artistas estuvieron a cargo de ponerle música a la fiesta, incluyendo al propio Ricky Martin, quien se adueñó de la tarima para cantar  y mover las caderas en varias ocasiones. Así lo hizo para el gran cierre del evento, junto a Gilberto Santa Rosa, quien interpretó una sabrosa versión del éxito de Martin, “La Bomba”, durante el cual invitaron al escenario a la cantante Ednita Nazario. Cucco Peña dirigió la orquesta que puso a todos a bailar. La animación estuvo a cargo del actor Carlos Ponce y la exreina de belleza Mayra Mato.

 

Otro momento divertido lo protagonizó Jorge Pabón “El Molusco”, quien “retó” a Ricky Martin a la pista para un duelo de bomba, acompañados por el Grupo Belele de Loíza. El cantante también invitó a la alcaldesa de San Juan, Carmen Yulín Cruz, a mover el esqueleto al ritmo de los tambores, y ésta lo complació.

Como parte de la gala se subastaron varias piezas, entre ellas una creación del esposo de Ricky Martin, Jwan Yosef, que fue adquirida por $20,000 y quien se encontraba entre el público

 

La Fundación Ricky Martin tiene como misión denunciar la trata humana y educar sobre su existencia, mediante investigaciones e iniciativas comunitarias, anclados a la defensa de los derechos humanos de la niñez y la juventud. La trata humana se conoce como la esclavitud moderna y es el segundo crimen más lucrativo del mundo.

 

 

(El Nuevo Día)

¿Qué sientes? Comparte tu opinión

Comentarios

Al aire ahora