( Primera Hora)

El debut de Katy Perry como juez en el “reality” “American Idol” resultó tan emotivo que la cantante terminó llorando.

Perry se conmovió hasta las lágrimas por la historia de uno de los concursantes, quien apareció con muletas de antebrazo en el escenario.

David Francisco, de 25 años, compartió su historia. Dijo que en 2016 se mudó a Nashville para perseguir su sueño de convertirse en cantante, pero sólo tres semanas después de su llegada fue atropellado y quedó sin movimiento en las piernas.

Aunque estuvo en cama pensando que todo se había terminado para él, con el paso de los meses comenzó a notar mejoría y eso lo motivó para esforzarse en su terapia física.

Además de Katy Perry, el jurado de “American Idol” está formado por Luke Bryan y Lionel Richie. La edición 2018 del “reality” comenzó el pasado 11 de marzo.

 

¿Qué sientes? Comparte tu opinión

Comentarios

Al aire ahora