Dicen que nadie es profeta en su tierra y este es el caso de Enrique Iglesias, quien no dejó muy contentos a 30 mil españoles que la noche del sábado acudieron a un estadio de la provincia de Santander para presenciar la gira Sex and love, que ofrece junto a Pitbull.

Aunque el inicio del espectáculo ya de por sí fue accidentado, nada enfureció tanto al público como percatarse del playback que el español realizó en su éxito ‘Bailando’, donde fue más que notoria la frustrada coordinación del movimiento de sus labios con la música. Los ánimos se calentaron cuando Iglesias, tras cantar 10 piezas, salió del escenario sin despedirse y las luces del lugar se encendieron.

Ante el inesperado final del evento, la gente protestó coreando “¡Manos arriba!, ¡esto es un atraco!”. Mientras tanto, decenas de asistentes pidieron la devolución de su dinero a través de las redes sociales.

Joel O’Farrili / LMSHOW

¿Qué sientes? Comparte tu opinión

Comentarios

Al aire ahora